Los primeros pasos en el mundo de la cartelería digital.

La evolución nos ha llevado a utilizar smartphones en lugar de teléfonos, notebooks y tablets en lugar de computadoras de escritorio, y hasta incluso gadgets. ¿Por qué no evolucionar en cartelería también? La cartelería original comenzó a utilizarse como señalética, y evolucionó hacia un medio publicitario. Pero la cartelería digital tiene muchas más funcionalidades que la tradicional; su alcance es amplio, y aplica a muchas industrias y sectores, sino a todos.

 

Beneficios de la cartelería digital

 

La cartelería digital logra que el tiempo que los clientes esperan sea productivo, por ejemplo, para realizar cross selling de otros productos. Pensemos en un cliente bancario, que acude a la sucursal para realizar un depósito o un pago, pero puede enterarse de las tasas de préstamos, o de la posibilidad de un crédito. La pantalla puede ser dividida a la mitad y proveer información relacionada con el rubro, como noticias del mercado cambiario y bursátil en el caso de una entidad financiera que trabaje con grandes inversores. O simplemente noticias generales o datos del tiempo, de acuerdo al target. El tiempo percibido de espera será menor, y si conectamos un sistema de turnos, el tiempo real de espera también será menor. En Debmedia podemos ofrecerte las dos soluciones: debSign + debQ.

 

¿Y qué pasa con las cartas de los restaurantes?

Un menú digital siempre es mucho más tentador que uno estático. Imaginen ver el queso derretido de una hamburguesa caer, o un video real de una persona tomando un helado. La cartelería digital permite aparte mayor flexibilidad a la hora de cambiar la información o actualizar los precios. Puede estar conectada a un sistema de ventas o de stock en tiempo real. Así podemos dejar de ofrecer un producto que se terminó, o promocionar alguno cuyas ventas no están yendo tan bien. También puede cambiar de acuerdo al clima. Si afuera hace calor, podemos ofrecer postres o comidas más frescas; y si hace frío, al contrario. Puede variar también de acuerdo a cada sucursal o región del país. Las opciones son ilimitadas. debSign te permitirá todas las que nombramos.

 

Pero hay muchas otras aplicaciones y rubros para la cartelería digital. Ya todos sabemos lo agotador que resulta ver a la gente golpeando las puertas de salas de urgencias y guardias de hospitales y clínicas. Quieren saber en qué orden están, cuánta demora más tienen por delante. ¿No es más fácil que la persona pueda acceder a esta información en una pantalla? Y si su estado de salud es delicado ¿no es mejor que pueda retirarse a descansar hacia su medio transporte o hacia el café del lugar hasta que su turno llegue? Esto nos permitirá no solo mejorar el tiempo percibido de espera y la experiencia del usuario, sino también descongestionar las salas de espera. debQ está pensada para estos casos. Combinada con debSign permite también gestionar otro tipo de contenido: información de áreas de especialidad del centro médico, consejos sobre el cuidado de la salud, y señalización para encontrar áreas clave.

 

En conclusión

 

Los usos que incluso ya resultan tradicionales de la cartelería digital se verán potenciados si los combinamos con herramientas que nos permitan enviar mensajes más segmentados y personalizados, monitoreando a la audiencia en tiempo real. Una posibilidad, es integrar el sistema de cartelería a sistemas de información que la compañía tenga funcionando previamente, como por ejemplo un software de POS o CRM, o un sistema de turnos. debSign logra a través de dichas integraciones:

 

+47,7% en Brand Awareness

+29,5% en ventas

+31,5% tiempo de permanencia en tiendas

+65,2% recordación de anuncios

 

Los tres rubros que nombramos anteriormente (Banca, Gastronomía y Salud) no son los únicos que pueden beneficiarse de un sistema de cartelería digital. En una próxima entrega conversaremos sobre sus aplicaciones en organizaciones de Servicios, Transporte, Gobierno o incluso Comunicación Interna. Mientras tanto, no olvides ingresar a ver nuestras soluciones en www.debmedia.com

¿Te gustó esta nota? Compartila.
Share on FacebookTweet about this on Twitter